• Diego Castro G.

Los 8 beneficios de la gestión inmobiliaria

Los propietarios de bienes inmuebles cada día recurren más a la contratación de gestores inmobiliarios especializados, porque el perfil polifacético de este tipo de profesionales proporciona beneficios de altísimo valor, encaminados a optimizar la administración de sus propiedades y alcanzar el más alto rendimiento de sus inversiones, entre los cuales cabe destacar los siguientes:


1. Experiencia y conocimiento

Además de tener una formación académica de alto nivel, este tipo de profesionales llevan años de experiencia en el rubro y se mantienen actualizados en todo lo referente a su campo de acción, como la publicación de nuevas leyes, coyunturas económicas y avances tecnológicos.


2. Diversidad de servicios

El campo de acción de un gestor inmobiliario es muy amplio y no se limita simplemente a comprar y vender inmuebles. Entre su portafolio de servicios se pueden encontrar fácilmente, entre otros, la administración general de viviendas y edificios comerciales, la gestión de alquiler y ventas de todo tipo de propiedades inmuebles, la promoción y asesoría en construcción de proyectos de bienes raíces, y el desarrollo de conceptos de financiación a la medida de cada uno de sus clientes.


3. Seguridad en todo sentido

La piedra angular de una gestión inmobiliaria integral se basa en poner al servicio del cliente su vasto conocimiento jurídico, técnico y económico con el fin de realizar las mejores transacciones y evitarte estafas, malas inversiones y problemas legales.


4. Transparencia en los procesos

Toda compañía de gestión inmobiliaria legalmente constituida trabaja en base a principios de ética y transparencia, dirigidos en todo momento a maximizar el valor de las inversiones del cliente. Por lo tanto, todas sus operaciones se desarrollan bajo la normativa vigente y quedan almacenadas en una base de datos, que sirve para rendirle cuentas al cliente cada vez que éste lo estime conveniente.


5. Asesoría y un servicio de mediación integral

La mediación de gestores inmobiliarios especializados no se limita a contactar dos partes para que sellen un negocio. Va más allá y se centra en ofrecerle al usuario la mayor asesoría posible en cuanto a temas técnicos, legales, económicos y jurídicos que puedan influir en determinada transacción. De acuerdo al principio de transparencia y ética, esa consultoría debe basarse en conocimientos reales y datos concretos, además de exponer todos los pros y contras del negocio a realizar.


6. Tecnología de punta

Actualmente una gestión inmobiliaria integral no puede soslayarse de softwares especializados y del uso de herramientas digitales que optimizan la labor, ofreciendo funcionalidades que van desde la sincronización de datos hasta la posibilidad de gestionar ventas y alquileres virtualmente (ofreciendo visitas a la propiedad incluso a través de aplicaciones 4.0)


7. Marketing agregado

Las compañías del sector inmobiliario tienen experiencia en publicidad y marketing, además de diferentes canales de avisaje y presupuestos destinados exclusivamente a este rubro, razón por la cual, en el caso de las ventas y alquileres, las propiedades permanecen vacantes durante periodos de tiempo cortos.


8. Más libertad para el cliente

Administrar una propiedad o bien raíz no es fácil. Requiere de mucho tiempo y dedicación para adelantar labores de mantenimiento, pagar impuestos y servicios públicos, buscar inquilinos o compradores con el perfil adecuado, y gestionar servicios de seguridad, etc. Para una persona o empresa que no se dedique a este negocio, puede resultar abrumador tanto trámite e, incluso, puede pasar un rato estresante y molesto.

Sin duda se trata de beneficios interesantes si se tiene en cuenta que el cobro de un gestor inmobiliario es relativamente bajo y corresponde a un justo porcentaje de comisión sobre el valor de la transacción realizada.


  • w-facebook
  • Blanco Icono de YouTube
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 DCG Gestión Inmobiliaria.