• Diego Castro G.

6 consejos para proteger tu casa del calor

Cuando hablamos de “verano” se nos vienen a la mente un sinfín de cosas agradables: paseos, vacaciones, piscina, playa y baños de sol. Sin embargo, lo cierto es que no todo es color de rosa y las altas temperaturas imperantes pueden causarnos más de un disgusto.


Aislar viviendas del calor es un paso fundamental para que esta época tan esperada no se transforme en un infierno. Existen muchas alternativas para que tu hogar sea un auténtico refugio, en el que puedas disfrutar de un cielo azul y un sol reluciente sin sentir sofoco.


¿Cómo aislar las casas del calor?


1. Toldos: las viviendas orientadas hacia el oeste (sol en las tardes) o el sur (luz solar todo el tiempo), tienen en su interior una sensación térmica mucho más alta que la percibida en el exterior. Por eso, un buen toldo será un aliado indispensable paraaislar calor en las casas, reduciendo en hasta 10 grados la temperatura.

Eso sí, resulta indispensable que el toldo no genere un “efecto invernadero”, almacenando calor en lugar de repelerlo. Para ello, debes considerar que éste sea de fibra de vidrio o poliéster de alta densidad, recubierto con plastisol, materiales que eliminan entre un 70 y un 97% de la radiación solar.


2. Vinilos: otra forma de aislar viviendas del calor absorbido por las ventanas, es ponerles láminas de vinilo de protección solar. Estas piezas previenen el encandilamiento, la decoloración y las altas temperaturas, gracias a que rechazan parte importante de la radiación. Para instalarlas, basta con retirar el papel protector y adherir al vidrio. Económicas, fáciles de aplicar y sumamente eficientes.


3. Tejido screen: es un material sintético, confeccionado con poliéster o filamentos de PVC y fibra de vidrio. Crea una barrera protectora contra el calor y la radiación. Entre sus ventajas, se cuenta el que puedes escoger qué grado de apertura tendrá el tejido, de modo de lograr una mayor o menor transparencia que facilite la entrada de luz. De hecho, las persianas confeccionadas con este elemento entregan una luminosidad de hasta un 100% más que las tradicionales, además de ofrecer un ahorro energético de un 25 a un 34%.


4. Cortinas con forro térmico: son perfectas para toda época del año, ya que permiten aislar calor en las casas durante el verano, pero también el frío en los meses de invierno. Su avanzada tecnología refleja al menos un 90% de los rayos infrarrojos, lo cual implica una reducción de 7 grados en la temperatura ambiente. Además, no filtra la luz, por lo que la casa no perderá ni una pizca de luminosidad.

El forro o aislante térmico se acomoda fácilmente a cualquier tipo de cortina, y su instalación es a través de una tira adherente.


5. Ventanas con doble acristalamiento: otra buena alternativa para mantener la casa fresca es utilizar una doble vitrificación en tus ventanas. Esta técnica no sólo protegerá la vivienda del calor, sino también de las bajas temperaturas e incluso de los ruidos que provienen desde el exterior.


6. Ventilar: si te estás preguntando cómo aislar las casas del calor de una manera más sencilla, crear corrientes de aire en tu casa por las mañanas y en las noches es la opción perfecta. Debes hacerlo en estos horarios, ya que es cuando la temperatura se enfría.

Basta con seguir estos simples consejos para hacer de tu casa un espacio mucho más amigable y feliz, independiente del clima exterior; un auténtico oasis en medio del sofocante calor estival.


  • w-facebook
  • Blanco Icono de YouTube
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 DCG Gestión Inmobiliaria.